jueves, 10 de septiembre de 2015

NOROESTE DE ALEMANIA: destino bañado por el Rhin

Dos cosas teníamos clara en el viaje que íbamos a organizar. La primera era que a diferencia de otras veces, ahora no teníamos un especial interés en visitar ciudades monumentales sino que queríamos cambiar de aire y además solo teníamos unos cuantos de días libres a principios de julio. La segunda era precisamente que el destino necesariamente debía tener vuelos económicos para esos días libres que teníamos. Para ser sincero con los lectores solo busqué destinos con vuelos baratos para esas fechas sin ningún tipo de preferencia ni idea preconcebida. El destino más económico que  salió fue Colonia y vaya sorpresa que esa ciudad tenía el monumento más visitado de Alemania, su famosa Catedral. Realmente fue el único gran monumento histórico que vimos en este viaje y eso que también nos desplazamos hasta ciudades colindantes cercanas como Düsseldorf y Bonn. Es definitiva, el destino cumplía nuestras preferencias y además prometía bastante porque la época era muy buena para visitar esa rica zona noroeste de Alemania. 

Llegamos temprano al cercano aeropuerto (como nos gusta a nosotros para aprovechar el día) que está perfectamente comunicado por tren de cercanías y a media mañana ya estábamos dejando en el Hotel Azimut las maletas. El hotel (la primera foro) era bastante sobrio al estilo alemán clásico pero moderno, limpio y muy confortable. Una ventaja era que esta justo al lado de la segunda estación de trenes de la ciudad a solo 5 minutos de la estación central lo que nos facilitaría el desplazamiento a ciudades cercanas pero con la desventaja que teníamos que tratar de que nos asignasen habitaciones que no diesen hacía las vías para evitar el ruido. Unos contactos previos a nuestra llegada y todo solucionado ya que nos trataron muy amablemente.

La primera sorpresa fue llegar a la ribera del Rhin por el gran paseo de la ciudad y ver como uno de los principales puentes estaba abarrotado con miles y miles de personas cruzando y bailando a ritmo de música bastante marchosa. Oh sorpresa, habíamos llegado a nuestro destino justo el día del Orgullo Gay de la ciudad que es considerada como una de las capitales de Europa para este colectivo y es que es uno de los festivales de gays y lesbianas más grandes de Europa. La fiesta el y el ritmo estaba asegurado ya que además montaron puestos de venta de comida y bebida por todo el centro y los grupos musicales con tambores y bailes animaban todo el centro.

El ambientazo era increíble y las familias enteras salían a la calle para ver el paso de las caravanas al ritmo de la música. Tras disfrutar de ello durante buena parte del día entramos a la impresionante Catedral que realmente impresiona bastante por el tamaño y altura de sus bóvedas y allí nos relajamos un rato contemplando aquel magnífico edificio que ha logrado ser una de las catedrales más impresionantes del mundo y bien merecido lo tiene. Por la noche si es época veraniega os aconsejamos cenar en alguna de las múltiples terrazas que dan al Rhin y que preparan un codillo típico para chuparse los dedos. También hicimos una visita al Centro de Documentación sobre el Nacionalsocialismo bastante completo con mucha información.

En los otros dos días de nuestra visita cogimos el tren de cercanías para visitar Düsseldorf un día y Bonn el siguiente. Esta zona alemana es bastante rica e industrial y el nivel de vida es alto y la verdad que en esas ciudades se nota bastante.  Antes de llegar a Düsseldorf que está a unos 25 min en tres hacia al norte de Colonia, hicimos una para en el cercano Palacio de Benrath que esta de paso en la misma línea de tren y tiene unos enormes bosques con jardines y un lago de cuento y que sin duda os recomendamos porque es una pena pasar justo al lado con el tren y no aprovecharlo. El Palacio del S XVIII se edificó como palacio de recreo y caza y es de estilo barroco tardío. Preferimos no andar mucho porque sabíamos que nos esperaba todavía una enorme camina al llegar a la ciudad.


Düsseldorf es una ciudad que emana mucha vida y toda se concentra en la zona aledaña al río Rhin. Nuestra visita consistió primero en ir desde la estación de tren  a la zona centro de la ciudad con tiendas y boutiques bastante lujosas (solo miramos por los escaparates...). Luego continuamos nuestro camino hasta la ribera del río llegando a la plaza del ayuntamiento (foto de la derecha) y continuando hacia una gran escalinata justo donde hay un faro y de la torre (museo) que es el lugar de encuentro de la ciudad. Desde allí comenzamos a andar por la orilla dando un agradable paseo hasta una zona del antiguo puerto que hoy está ocupada por modernos edificios de oficinas que tienen formas variadas y llamativas de arquitectura espectacular. Ahora había que recorrer el mismo camino pero de vuelta. Un paseo que nos dejó muy cansados porque calculamos que haríamos en total ese día unos 15 kilómetros desde que salimos del hotel por la mañana. Almorzamos en un restaurante español de tapas ya que la ciudad está llena de compatriotas por todos sus rincones. Tras acabar la comida volvimos a la zona de la torre y del faro donde el ambiente había aumentado a esas horas de la tarde. La cena fue una auténtica salchicha gigante con patata y salsa en una calle que esta abarrotada de restaurantes y bares de copas. Con las mismas cogimos el metro para volver a la estación porque estábamos cansados de andar y retomamos nuestro camino en tren hacia Colonia donde llegamos a las 10 pm.


La otra visita del viaje fue Bonn al sur de Colonia (30 minutos en tren) y al igual que hicimos el día anterior, ahora paramos en el camino para ver los Palacios de Augustusburg y Falkenlust que también están en la misma línea de tren. Ya se lo que estáis pensado y es que dije al principio del post que este viaje no iba a ser monumental pero es que no pudimos resistirnos a ver Palacios y jardines tan espectaculares. Estos dos palacios de estilos barroco y rococó fueron palacios de los príncipes-arzobispos de Colonia durante el siglo XVIII y desde 1984, ambas están inscritas como monumentos del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. Entendereis ahora porque no podíamos dejar de visitarlos. Los palacios son espectaculares al igual que sus cuidados y mimados jardines.

Por su parte Bonn tiene tres carracterística que definen exactamente su ambiente. Primero ser una importante ciudad universitaria con una de las Universidades más prestigiosas del país donde han estudiado nada menos que siete Premios Nobel. Por otro lado es la ciudad natal de Ludwig van Beethoven y todo gira en torno a su figura (incluida su casa natal que visitamos). En tercer lugar y no menos importante, es necesario destacar que Bonn fue capital de Alemania Occidental o República Federal de Alemania (RFA) hasta 1990 y sede del gobierno hasta 1999 (la foto de las banderas es el ayuntamiento). Con esta presentación y un centro histórico muy verde lleno de parques queda claro la necesidad de visitarla. El ambiente es bueno y relajado nada comparable a las dos ciudades anteriores. Aquí la vida de los ciudadanos es más parecida a los de un gran pueblo que a los de una gran ciudad. Comimos justo al lado de su Catedral que bien merece una visita. El lugar era una bonita terraza con vistas justo a un cruce de calles y ponían unas pizzas gigantes que salían del plato y una pasta rellena que es de lo mejorcito que he probado nunca. No podía faltar su cerveza típica de estas tierras. A media tarde tras tomar el heladito de rigor nos fuimos hacia el cementerio antiguo de la ciudad que es monumental y es una verdadera joya. Al terminar volvimos hacia Colonia. Última noche y por la mañana vuelta al aeropuerto llevándonos una gran sabor de boca.

1 comentario:

  1. Buahh que pasada de rutita. Solo he visitado Berlin y Munich y no me había fijado en esa zona de Alemania. Buscare vuelos baratos a Colonia o a Düsseldorf para tratar de escaparme cuando tenga unos dias libres en el trabajo. Alemania es un país que me encanta para mis viajes porque tiene muchos rincones y el ambiente de sus ciudades es muy bueno. Saluditos a la comunidad

    ResponderEliminar