jueves, 24 de septiembre de 2015

TRIÁNGULO NORTE DE PORTUGAL

Distancia Braga - Guimaraes 25 km (25 min)
Distancia Braga - Oporto 57 km (42 min)
Distancia Oporto - Guimaraes 55 km (45 min)

He llamado a esta entrada triángulo norte de Portugal porque las tres ciudades que visitamos forman un perfecto triángulo situándose cada una de ellas en uno de los vértices. Las ciudades son Braga, Guiamaraes y Oporto perfectas para una escapada de 3 o 4 noches. En nuestro caso entramos por carretera en Portugal desde la magnífica Ciudad Rodrigo donde tomamos el almuerzo antes de continuar nuestro camino. Dos son los hoteles low cost que os recomendamos para reservar desde nuestra web: Basic Braga by Axis situado en Braga junto a la estación de tren y a un paso del centro y el otro en Oporto el Hotel Star inn algo alejado pero con buena comunicación en bus hacia el centro. 

BRAGA - Bonito centro histórico atravesado por su famosa calle central rúa do Souto que desemboca en su gran plaza de la República por un lado y en el Arco Da Porta Nova hacia el otro extremo. No tiene desperdicio esta bonita y ajetreada ciudad llena de terrazas y comercios. Tampoco debes perderte su cercano Santuario Bom Jesus do Monte con sus jardines y escalinatas interminables que merecen una obligada visita. Dentro de la ciudad merecen una especial mención la plaza donde se encuentran la muralla y el Palacio Episcopal así como las diversas iglesias y palacios que van apareciendo en sus rincones. 




            
                           

GUIMARAES - Dos zonas bien diferenciadas, La zona alta donde en el llamado Monte Latito donde esta su castillo y el Palacio de los Duques de Bragança y  por otro lado la zona baja del casco histórico con bonitas calles adornadas de flores y trazado irregular donde debes pasear y perderte durante un buen rato para volver al pasado. No puedes perderte La Rua de Santa María que es la calle más antigua y con más historia de la ciudad ni tampoco la iglesia de San Gualter situada justo al salir del casco histórico




OPORTO - Sobran las presentaciones para esta clásica ciudad portuguesa de desniveles pronunciados construida a orillas del Duero y que riega todas sus comidas con el magnífico vino que lleva su nombre. Edificios señoriales con grandes plazas y avenidas que asoman por los tejados son su sello de personalidad inconfundible. De todos los puentes que cruzan la ciudad, sin duda el más querido y fotografiado es el Puente de Luis I (el de la foto es más moderno). En los muelles y en la zona aledaña al río encontrarás multitud de terrazas donde comer o tomar cualquier aperitivo. La famosa librería Lello & Irmao de Harry Potter y la cafetería Majestic pueden ser unas visitas recomendables. También pueden visitar la estación de tren, la catedral y el edificio de la Bolsa. No se olviden se visitar las bodegas al otro lado del río que esperan a los amantes del vino





www.esehotel.com

1 comentario:

  1. Hola, muy buena recomendación de viaje. Yo fui a Portugal para hacer algo semejante aunque en mi caso no fuia a Braga y la verdad es que leyendo lo anterior me da un poco de rabia no haber aprovechado el viaje. En cualquier caso me lo apunto para un futuro no lejano.

    ResponderEliminar